Baja laboral por depresión

La picaresca en fingir una depresión para ausentarse del trabajo es una de las causas de baja laboral más habitual.

11 may 2019 en Aspectos legales - Lectura: min.

Estrés, ansiedad, angustia, fatiga, insomnio, tristeza, desconcentración… son algunos de los síntomas psicológicos que aluden cada vez más los trabajadores, y que les impiden desarrollar sus funciones laborables. Son, por tanto, causa de ausencia de su trabajo. En concreto, las bajas psiquiátricas son las que tienen una duración mayor (104.6 días frente a la media de 38.6 días del resto de bajas), según un estudio publicado por Asepeyo y Solutia Global Health Solutions. Son también las que tienen una mayor tendencia de crecimiento (supusieron un 8.7% del total de bajas de 2018). De hecho, según la OMS, España es el cuarto país europeo con más casos detectados de depresión.

La depresión en el ámbito del trabajo representa una de las primeras causas de pérdida de productividad, absentismo laboral, incremento de los accidentes laborales, utilización de los servicios de salud y jubilación anticipada.

Pero, ¿se puede fingir una depresión para ausentarse del trabajo?

La respuesta es sí. De hecho, los defraudadores suelen recurrir a este tipo de enfermedad por su difícil diagnóstico. Solo hace falta conocer bien los síntomas, simularlos y exagerarlos para que el médico apruebe la baja laboral. Son enfermedades que no requieren pruebas médicas tales como análisis o radiografías para su diagnóstico.

Normalmente, las causas que empujan a los trabajadores a cometer este tipo de fraude son variadas:

  • Vacaciones adicionales.
  • Trabajar paralelamente e ilegalmente en otros negocios.
  • Descansar en casa y pasar más tiempo con los familiares.
  • Asegurar unos ingresos cuando en la empresa por circunstancias especiales no se están pagando los salarios.

¿Cómo podemos detectar uno de estos casos?

No todas las depresiones y no todas las bajas son fraudulentas. Y no todas las empresas tienen ni el tiempo ni los recursos suficientes para dedicarse a investigar a aquellos trabajadores que piden la baja laboral. Pero sí que hay ciertos indicios que nos puedan llevar a sospechar de determinadas personas. Son casos con:

  • Bajas reiteradas.
  • Bajas en determinadas épocas del año (Navidad, verano).
  • Empleados que hayan tenido conflictos previos o hayan manifestado su descontento con la empresa.

Son muchos los doctores que albergan dudas a la hora de diagnosticar una depresión a su paciente. Sobre todo en aquellos que presentan mayor interés en la obtención del certificado de baja que en encontrar una solución a su depresión. La picaresca de esta farsa se basa en el hecho en que para certificar este tipo de baja no es necesario que el paciente acuda al Servicio de Psiquiatría, donde se le realizaría un diagnóstico más preciso que el del médico de cabecera.

¿Cómo se puede demostrar?

Una opción es la contratación, por parte de la empresa, de los servicios de detectives privados para realizar investigaciones personales y seguimientos que permitan mostrar que está simulando los síntomas. Pero la realidad es que no resulta tan fácil demostrarlo a efectos legales, y es frecuente recurrir a:

  • Visualizar la publicación de fotografías o escritos en redes sociales contrarios a su estado.
  • Investigar su entorno más cercano.
  • Controlar sus actividades diarias para detectar conductas atípicas.

Las investigaciones e informes que emiten los detectives son totalmente válidos y legítimos para presentarlos delante de un Tribunal cuando se pretende demostrar la mala fe contractual y el fraude a la propia empresa y a la Seguridad Social.

A modo de ejemplo, la Sentencia 113/2012 del TSJ Islas Baleares, de 7 de marzo de 2012, admitió el informe del detective privado como prueba testifical donde se demostraba que el trabajador en cuestión fingía su incapacidad temporal por depresión. En este caso, la actividad del trabajador consistía en transportar mercancías y alegaba incapacidad para conducir. El seguimiento de los detectives acreditó que este señor conducía regularmente durante el período de incapacidad temporal que presentaba.

0 Me gusta

Deja tu comentario

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable: Verticales Intercom, S.L.
Finalidades:
a) Envío de la solicitud al cliente anunciante.
b) Actividades de publicidad y prospección comercial por distintos medios y canales de comunicación de productos y servicios propios.
c) Actividades de publicidad y prospección comercial por distintos medios y canales de comunicación de productos y servicios de terceros de distintos sectores de actividad, pudiendo implicar la cesión de los datos personales a dichos terceros.
d) Segmentación y elaboración de perfiles para finalidades de publicidad y prospección comercial.
e) Gestión de los servicios y aplicaciones que proporciona el Portal para el Usuario.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: Se prevé la cesión de los datos a los clientes anunciantes para llevar a cabo su solicitud de información sobre los servicios anunciados.
Derechos: Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos u oponerse al tratamiento de los mismos o a alguna de las finalidades, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en guiadetectives.com/proteccion_datos

Si te ha interesado, aquí tienes más